sábado, 1 de septiembre de 2007

Two and a Half Men





Esta notable serie muestra como personajes estúpidos pueden entregar diversión a raudales.

Hay que reconocer que la serie es termendamente divertida, a pesar de los personajes clichés, de los esterotipos y la ridiculización del ser humano que caracterizan la serie.

En Two and a Half Men es protagonizada por Charlie Sheen (quién encarna a "Charlie") que hace de un playboy irresponsable entregado el hedoinismo y los placeres inmediatos que recibe en su casa a su hermano recién divorciado y a su sobrino. "Jake" es un perfecto perdedor, desempleado con baja autoestima, sin suerte con las mujeres. Lo tragicómico es que mientras Charlie lo pasa de maravillas con su infantilismo, Jake es una buena persona transformada en un total perdedor que sufre de depresión.

Los personajes del niño y la "nana" son cautivantes. El pequeño mira con ingenuidad el alocado mundo de su tío y el patético devenir exiustencial de su padre, mientras la nana sólo emite comentarios sarcásticos.

Los clichés corren por parte de mujeres sin cerebro, el gigoló con sexo sin culpa y la madre insoportable. Todo mezclado en una exageración hilarante, un desprecio por la decencia y la inversión de los modelos del deber ser.

Un cóctel que pareciera que en el papel no es gran cosa, pero que no puedodejar de sintonizar en Warner todas las semanas.

2 comentarios:

Bernadette dijo...

ya aver si ahora si queda el post :)
un datito
el hermano se llama Alan y el sobrino es Jake :)
yo veo esta serio, es muy buena jajaja
saludos
berni

Malandre dijo...

Tienes toda la razón.

Sin embargo, voy a dejar así el post para recordarme que tengo que chequear mejor las cosas antes de escribir.